En Colombia los menores gozan de una protección especial, cuando los padres se separan o se divorcian los menores continúan siendo responsabilidad de ambos padres,ambos deben velar por el bienestar del menor.

Los padres deben llegar a un acuerdo respecto de tres temas de relevancia para sus hijos:

  • Primero: cuál de los padres tendrá la custodia del menor, es decir con quien vivirá.
  • Segundo: la cuota de alimentos, en Colombia cuando hablamos de alimentos nos referimos a todo lo que el menor necesita para su congrua existencia, en este concepto se incluyen los gastos del menor en su educación, su vestimenta, salud,actividades los fines de semana y todos los gastos que requiera.
  • Tercero: los padres tendrán que ponerse de acuerdo respecto a las visitas del menor, aquí se debe incluir un acuerdo sobre cómo se van a distribuir las vacaciones, los fines de semana y las fechas especiales.

En los casos en que los padres no logran ponerse de acuerdo en estos tres puntos,ya sea en uno o en varios, se debe iniciar un proceso ante un juez de familia para que sea este quien una vez evalué las pruebas aportadas al proceso, decida lo relacionado con el punto o puntos en desacuerdo, siempre cuidará los intereses de los menores ya que es un mandato constitucional y estos se encuentran por encima de los demás intereses particulares, aun por encima de los intereses personales de los padres.

Consulta afectados por DOVID 19

Minuto a minuto Covid 19

Abogados Cali en Ley de Insolvencia